miércoles, 12 de mayo de 2010

Receta contra el cáncer de Fray Romano Zago






Romano Zago, nace el 11 de abril de 1932 en Brasil. Estudia Filosofía y Teología. Se ordena como sacerdote en la Orden de los Frailes Franciscanos y recibe el nombramiento como profesor en el seminario de Taquari. En 1991 es enviado a Israel, donde continúa su labor de enseñanza. Es allí donde realiza su descubrimiento. El Aloe, muy abundante en la región, es la materia prima en la que concentra sus investigaciones, que se publican en importantes revistas especializadas. Así comienza la notoriedad para el monje franciscano y su elixir. A su regreso a Brasil en 1995, Fray Romano Zago divulga su fórmula, y se dedica totalmente a sus experimentaciones y al cuidado de los enfermos más graves, recogiendo su experiencia en el libro Es posible sanar del cáncer, en el cual aparecen numerosos testimonios de personas curadas gracias a la ingestión de este líquido.


El éxito de la fórmula se debe a sus tres ingredientes: aloe arborescens, miel y aguardiente. La miel de abeja natural tiene la propiedad de transportar las sustancias curativas contenidas en el jugo del aloe hasta los receptores de nuestro organismo, por su parte, el aguardiente tiene una acción vasodilatadora, es decir, ensancha los vasos sanguíneos facilitando la depuración general del organismo. La sangre puede así purificarse, eliminando las sustancias patógenas. Además, el organismo humano no podría absorber íntegramente el líquido viscoso y rico de propiedades, la aloína, sin disolverlo en un destilado.



Ingredientes:

Medio kilo de miel de abeja (miel biológica de acacia)
50 ml (unas 6 cucharadas) de aguardiente o coñac o whisky, etc.
400 gramos de hojas de Aloe Arborescens.

Preparación:

Se eliminan las espinas de los bordes de las hojas y el polvo depositado en ellas. Después se cortan a trozos, sin quitar la corteza, y se meten en la batidora junto a la miel y al destilado elegido. Se bate bien y el preparado está listo para su consumo. No hay que filtrarlo, sólo conservarlo en el frigorífico dentro de un envase oscuro bien cerrado.


Las dosis aconsejada es de una cucharada sopera media hora antes de cada una de las tres comidas principales. Se debe agitar bien el producto antes del uso. Una vez terminado el primer frasco, se recomienda una pausa de varios días, repitiendo el ciclo del tratamiento ininterrumpidamente, duplicando la dosis hasta la completa curación.
En el caso de las patologías más graves no se debe suspender el tratamiento, ni siquiera después de la curación , sino reducirlo del siguiente modo: durante el primer año, un frasco al mes, durante el segundo año, un frasco cada tres meses y a partir del tercer año, dos frascos en primavera y dos en otoño. Debe utilizarse una planta madura de aloe arborescens, es decir de al menos cuatro años, y es importante que la miel sea también de óptima calidad y sobre todo natural.

Por lo que se refiere a las reacciones que puede causar, Fray Romano Zago advierte que no deben asustarnos ya que suponen la expulsión completa de las sustancias impuras por parte de nuestro organismo, y tienen una duración limitada, de uno a tres días como máximo. En ese proceso se puede experimentar prurito en todo el cuerpo, forúnculos, abscesos, erupción cutánea, ampollas, heces con olor más fuerte de lo habitual, trastornos intestinales, diarrea, flatulencia, micciones frecuentes, orina más oscura, vómito, dolores generalizados, sobre todo en el abdomen, pero ello indica que se va por el buen camino, y que los esfuerzos realizados comienzan a dar sus frutos y que las toxinas han encontrado la válvula de escape y ha comenzado la curación. Es importante continuar, suspender la cura sería echar a perder todo.
Se desaconseja su uso a las embarazadas o durante la lactancia, niños pequeños, personas con transplantes, que estén realizando diálisis, o que tengan un sistema inmunitario hiperactivo.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi comentario es acerca de una amiga que padece càncer y lo toma hace varios años estando estable. El tema del aloe arborescencis, no se como conseguir esa clase de aloe o como distiguirlo de otro. Tego el libro, y la foto de la portada es de un tipo de aloe que tiene pintitas blancas. No se si es lo mismo. Gracias, Manuel

manu dijo...

El Aloe es un prodigio de la naturaleza y en el caso del Aloe Arborescens aun mas puesto que su proporcion de ingredientes activos casi triplica la del Aloe Vera. Es facilmente distinguible por sus flores rojas (en lugar de las amarillas del Aloe Vera), las hojas curvadas hacia abajo y bastante espinosas (en lugar de erectas y poco espinosas del Aloe Vera). Pero en cualquier caso como una imagen vale mas que mil descripciones, las que aparecen en el articulo corresponden todas ellas al Aloe Arborescens.
Es una planta muy frecuente en climas calidos y secos, como en Canarias, donde las podemos recolectar facilmente en multitud de lugares. Tambien es muy usada en jardines por su belleza ornamental. El Aloe al que te refieres de pintitas blancas es un Aloe Vera. Namaste.

Mari dijo...

Hola quisera saber si este brebaje esta recomendado para personas que estan con quimioterapia ? Pues tengo un pariente que su sufre de este mal pero en los ganglios y ya tiene como 5 meses de quimioterapia , pero él no quiere tomar la miel pues porque dice que se va a resfriar con la miel. Quisiera saber si esto es cierto o no .Espero que me puedan responder .Gracias

Daniel García Clarós dijo...

Hola, me llamo Dan, soy de Sevilla, España. Actualmente desde hace 7 años me dedico a dar a conocer la Receta de Romano Zago, con informaciones (casualmente la tabla de aloes de esta pag la hice yo :D), casos, testimonios, distribución de la Receta original. Y también ofrezco gratuitamente mis servicios de atención al cliente.
Esta receta ciertamente hace maravillas, yo las he visto. Actualmente (hace dos días)una chica llamada Juana se a recuperado de un cáncer de colón. Se que eso no se puede decir, pero, es lo que ha ocurrido. Si queréis contactar yo estoy encantado:
www.aloearborescens.jimdo.com
facebook: La Receta de Romano Zago - Aloe Arborescens - España
Muchas gracias Manu, tu pag es muy bonita, me recuerdas a mi... o somos el mismo.
Un abrazo a tod@s.

galdense dijo...

Mi experiencia con la receta de Fray Romano Zago, al cual le doy las gracias por tal aportación a la humanidad, fue sobre el año 2002, tras varias pruebas, me diagnosticaron hernia de hiato con tratamiento de por vida. Tuve la suerte de que un amigo me diera a conocer tal mágica receta, y tras tomármela, y repetir el ciclo dos veces mas, lo dejé tras notar que ya no sufría los síntomas de la hernia, dejanto tambien de tomar el tratamiento médico de por vida.
En el 2007, tras otras pruebas, se me dagnosticó linfomas de no-Hodgkin, tratándome con quimioterapia. Volví a tomar la receta de Fray Romano Zago, hasta que fui dado de alta de la quimio, llegando a reducirme las cesiones de 8 a 6, manteniéndoseme en todo momeneto las defensas altas, no sintiendo ninguán malestar, y recordando las palabras de la doctora, la cual desconocía lo que tomaba, "Parece que a tí no se te está haciendo nada" sorprendida por los resultados de analíticas y demás, así como síntomas frecuentes en tratamientos con quimio.
Por todo ello doy mi voto y fe a tal receta milagrosa y animo a todos a que la tomen que es curativa para todo, incluso para la piel aplicada directametne. Si te quemas con algo, aceite hirbiendo, por ejemplo, al saltar, coges un trozo, la pelas y te la aplicas directamente. Te alivia y no deja marcas. Dureces en los pies, planta del pie, etc.
Un saludo. Islas Canarias.

sofia dijo...

quisiera saber si al no conseguir el aloe arborescens se puede utilizar el aloe comun que es mas facil de conseguir aparte he visto otros comentarios que dicen que hay que dejarlo en remojo 24 horas por el yodo, o una noche en el sereno quisiera que me explicaran bien esto por favor, ya que mi madre tiene problemas con los pulmones y necesito hacer este tratamiento, ya que unos doctores me dicen una cosa, otros dicen otra y a ciencia cierta solo Dios sabe lo que si me han dicho es que no tiene cura, actualmente esta con oxigeno conectado porque le cuesta respirar por si sola, ahorita el 04/07/2012 cumplio 81 años y necesito disfrutarla un tiempo más, gracias
los que todavía tienen a su madre
por favor respetenla, amenla y acucuchenla asi como cuando eramos niños y nos daban todo su amor.
que Dios le bendiga

Anónimo dijo...

alguien atomado este berbaje para cncer de mama

Anónimo dijo...

esta mezcla medicinal es muy antigua y no solo vale para tumores, es especialmente eficaz para toda enfermedad de vías respiratorias,digestivas, piel...importannte que el aloe tenga mas de tres años.
luz y armonia.

Blandina M dijo...

Comenzare hoy este tratamiento… a las personas que tienen cancer quiero decirles que no se alarmen, si le dejan todo a Dios de verdad que no habra angustias. Nunca habia estado mejor en mi vida que ahora que tengo esta enfermedad. de verdad. Nunca me habia sentido tan tranquila y tan feliz como ahora. Como les cuento hoy prepare el tratamiento del fray y comenzare mañana. El que quiera preguntarme algo este es mi correo divina.enfermedad@gmail.com Tengo un blog este es http://divinaenfermedad.blogspot.com, pero cualquier pregunta me la pueden hacer al correo. Dios los bendiga y los proteja siempre.

Claudia Ramirez Cortes dijo...

Hola, quisiera saber si este remedio lo puede tomar la gente con diabetes, a mi padre le diagnosticaron cáncer de próstata y me interesa este remedio y así poder dárselo. saludos desde México.

Ju dijo...

Hola, soy un chico de 37 años de Tarragona. Mi padre murió de cáncer de colon con metástasis a sus 59 años en julio de 2004. Me preocupa que sea hereditario y me pregunto si el tratamiento del fray se puede usar como preventivo. Gracias de antemano. (para los que os cueste identificar o encontrar el Aloe arborescens, me podéis escribir a jjpnn@hotmail.com, soy ingeniero agrícola. Es curioso porque estaba buscando información sobre una enfermedad de esta planta para curarla y resulta que me puede curar a mi).

Dolores Martín Cid dijo...


Hola, hace trece años me diagnosticaron cáncer de endiometrio (membrana mucosa que recubre la cavidad del útero), me operaron y me hicieron sesiones de radioterapia y braquiterapia (se trata de radioterapia interna). Mientras me hacían la radioterapia, una amiga enfermera me dio una fotocopia con la receta del Padre Romano Zago recomendándome de prepararlo y de tomarlo, cosa que hice. Al final de la toma del primer tarro, las cifras de los marcadores tumorales habían mejorado mucho, continué tomando la preparación durante 5 o 6 meses aproximadamente y actualmente me han dado el alta. Nunca he vuelto a tener un problema de esta índole durante los últimos 13 años.